jueves, noviembre 02, 2006

Jou jou jou... esto es un atraco.

Y es que, como ya había comentado al final de algún post anterior no podía pasar un artículo sobre estas festividades tan queridas, añoradas y esperadas por los niños (y por los fabricantes de juguetes, turrones y los pescadores de marisco).

Y hago este post hoy y no mañana, pasado, ó el puente de la constitución (el cual siempre ha sido el referente para la entrada de las navidades), porque en este año 2006 (aunque la tendencia viene de años anteriores) las navidades han empezado a finales de octubre y principios de noviembre.

Si nadie me cree siempre puede ir al "super" más cercano y contar cuanto tarda (en segundos) en ver la tonga de turrones y otras chucherías navideñas adornados con el típico rojo y blanco. Merece una mención especial una papelería del Puerto de la Cruz (Tenerife) que el día 31 tenía el escaparete decorado con cositas de Halloween y el día 1 ya estaba decorado de arriba abajo por gorritos, guirnaldas y otras chorradas comerciales "de temporada".

Más que preguntarnos el por qué de las prisas comerciales de la mayoría de establecimientos, deberíamos preguntarnos que significa para nosotros la navidad. ¿Es real qué la gente anda más contenta? ¿Es verdad que bajan los asesinatos, atropellos y todo tipo de violaciones de la ley? ¿Qué demonios pinta un tipo gordo y de rojiblanco, limpiador de chimeneas y contratador temporal de elfos enanos con mala leche en el (supuesto) día del nacimiento de Jesús?. Para la tercera pregunta la wikipedia nos cuenta que...

Se estima que Nicolás de Bari nació cerca de año 280 en Patara, una ciudad del distrito de Licia, en la actual Turquía.
Era hijo de una familia acomodada y creció bajo los tirantes deseos de sus padres. Su padre deseaba que siguiera sus pasos comerciales en el
Mar Adriático, mientras su madre pretendía que fuera sacerdote como su tío, el obispo de Mira (antigua ciudad griega de la Anatolia Egéa, actualmente Turquía).
Lamentablemente, la peste solucionó su dilema, al llevarse a sus padres, mientras trataban de ayudar a los enfermos de su ciudad. El muchacho, conmovido con la desgraciada situación de su gente ante tamaña enfermedad, repartió sus bienes entre los necesitados y partió hacia Mira para vivir con su tío y a ordenarse como sacerdote, cosa que logró a los 19 años. Más tarde, al morir su tío fue elegido para reemplazarlo.
De él se cuentan cientos de historias, especialmente narrando sus milagros y sus bondades para con las gentes pobres. Tal fue la admiración que sitieron por él que se convirtió en santo patrón de
Grecia, Turquía y Rusia.
Se estima su fallecimiento el 6 de diciembre del año 345.


Vale, ya sabemos de donde viene este gordito barbudín. Pero que la gente anda más contenta, bueno si colas y colas de coches y personas para ir a un centro comercial es estar de buen humor, con el coche tirando un tufillo a embrague quemado y las empresas insistiendo en terminar lo que haya que terminar para cerrar los datos del año...También es estadísticamente la temporada con mayor número de robos (lógico con tanta gente, robar es mucho más sencillo en cualquier tienda), y más accidentes de tráfico (no veas la cantidad de alcohol que se vierte en esa época).

Dejando que te quedas "sin un duro en la cartera", que es puro capitalismo y marketing y que los valores originales de esta época (obviando los religiosos y centrándome en la felicidad, la amistad y "el buen rollito") cada vez están menos presentes, podemos decir que lo mejor de la navidad es, sin duda, los días de fiesta.

2 COMENTARIOS:

Anonymous kwadoa dijo

Y aclarar que originalmente el Gordito vestía de Verde y Blanco. Lo del color Rojo fue un cambio de look proporcionado por esa empresa de bebidas gaseosas con colorante de caramelo, cafeína y el archiconocido "Ingrediente X", que aprovechó en un momento dado del siglo pasado para hacerse más famosa. En eso sí que hay que reconocer que los publicistas Norteamericanos son auténticas máquinas de generar dinero. Cuando no tengan más que eso, a ver qué carajo van a comer, por que hay un dicho muy bueno: "Hay gente tan pobre, que sólo tiene dinero".

9:39 a. m., noviembre 03, 2006  
Blogger Angel dijo

No se, supongo que el problema del dinero es que no es acompañable y más bien tiene pocas vitaminas. En cualquier caso, la popularización de las navidades tal y como las conocemos tienen, como bien apuntas, mucho que ver con las políticas comerciales americanas.

Un saludo y me alegra verte por aquí :).

12:36 p. m., noviembre 03, 2006  

Publicar un comentario

<< Índice